Inicio > Ruta desconocida > El Rec Comtal

El Rec Comtal

El Rec fue una idea importante y trascendental en su momento, para llevar el agua a parte de la “ciutat vella”. Hay pruebas de su existencia en el año 964, dado que se conserva un documento donde se habla del rego de Miro comite . El Rec fue una iniciativa del Conde Mir, y quedan diversas calles que aceptaron su nombre: Regomir, Rec Comtal, Sèquia…
Las aguas eran aprovechadas para hacer funcionar los molinos de la ciudad, el último de los cuales deja de moverse en 1870, en las Basses de Sant Pere, donde había una especie de depósito de agua formado por el rec. Igualmente facilitaron la instalación de establecimientos textiles, cuyo recuerdo permanece hasta nuestros días con el nombre de las calles: Blanquers, Assaonadors, Vermell, Carders…y en unos lavaderos que hasta hace no muchos años permanecía en la plaza de las Basses.
recibía el rec, en pleno barrio de Sant Pere, las aguas del Merdançar, después convertido en la primera cloaca urbana, alla por el s. XlV, e iba a desembocar al mar cerca la plaza de toros de la Barceloneta.
Las aguas del rec procedían de minas de Montcada y del rio Besós. Desde bien pronto se procura que las aguas del rec no se contaminen mucho, a pesar del uso industrial. En el año 1322 se prohibió lanzar porquerías y tintes. Aún así, las aguas del rec se emplearían para beber hasta el 1826.
Cuando había sequía las aguas se estancaban. Esa fue la causa de la fiebre amarilla que asoló Barcelona en 1821.
A los voltantes del 1866 se constituyó una sociedad de aguas para explotar las del rio Llobregat, que a la larga, fue el principal proveedor de la ciudad.
En 1914, se produjo una epidemia de tifus en nuestra ciudad a causa de la contaminación de las aguas, momento que recoge esta fotografía publicada en La Vanguardia el 8 de noviembre de 1914.
En 1916 se llevó a término la desviación del rec, y mientras una parte iba subterraneamente hacia Barcelona, otros dos ramales se utilizaron para mover molinos y para riegos del campo.
El barrio de Sant Pere consiguió una espaciosa plaza de manera bien diferente de las que vieron nacer a consecuencia de la eliminación de los cementerios parroquiales. Fue cuando la balsa del Molino de Sant Pere se desecó, hacia 1825, de donde salió una plaza bien peculiar, con escalones por el medio.
Anuncios
Categorías:Ruta desconocida
  1. pericogranollers
    9 mayo 2008 en 16:59

    excelente post amigo “miquel” tambien e leido el anterior y ahora entiendo a “joan botxi” que ayer me decia le habias enviado un mensaje para que leyera ese post jajaja…. en fin es que siempre estamos pensando en lo mismo y que quieres que te diga me gusta mas esta indicacion que no esos estridentes indicadores conluces rojas jejeje ,saludos y seguire leyendo tus comentarios

  2. Miquel
    9 mayo 2008 en 17:05

    jejej, simpre llegamos tarde, ya está todo inventado…salut

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: