Inicio > Ruta desconocida > Los otros niños obreros

Los otros niños obreros




No hay cosa que me subleve mas. Ya hace tiempo puse algo parecido, pero insertar las fotos de los críos, me pareció cuanto menos, contraproducente.
Hoy, acusamos a cualquier persona con una cámara y si sale un niño en la foto, mucho mas, de cuasi pornográfico. Me costaba poner las fotos, créanme. Pero en 10 minutos de publicidad me han asaltado al menos 8 niños.
Hay tres cosas que me pregunto :
1) ¿ Como es que los padres permiten que sus hijos salgan por la televisión, disponiendo de las caras de sus hijos para cualquier montaje, que cualquier malvado quiera hacer ?
2) ¿Porqué están trabajando estos menores de edad anunciando productos cuando la ley lo tiene taxativamente prohibido ?
3) ¿ Como es que la televisión estatal, para-estatal, regional, provincial, autonómica, de la ciudad , permiten que se emitan anuncios con personas menores de edad ?
RESPUESTA :
1) Por dinero.
2) Por dinero.
3) Por dinero.
No culpo al final nada mas que a los padres. Nadie nos enseña a ser padres, pero que curioso, muchos si aprenden a ser …comerciantes.

Anuncios
Categorías:Ruta desconocida
  1. C.E.T.I.N.A.
    2 diciembre 2008 en 10:15

    ¿Cómo puede ser que los mismos padres que ven con malos ojos que las multinacionales textiles contraten niños en el Tercer Mundo se empeñen por todos los medios en que sus niños sean actores, cantantes, deportistas o pilotos?¿Que pasa, que es menos perjudicial para un niño exponerse a lesiones, accidentes o traumas psicológicos(veáse Joselito) que ganarse la vida como tuvieron que hacer nuestros padres cuando aquí se vivía como en el Tercer Mundo?Los nuevos ricos son la leche.Salu2

  2. perico consorte
    2 diciembre 2008 en 10:53

    C.E.T.I.N.A., no compare.Las lesiones y accidentes también pueden suceder camino de la escuela, y “joselitos”, que yo sepa, son la excepción.En cuanto a los niños del tercer Mundo, no han sido contratados, han sido objeto de compraventa, vamos que son puros y duros esclavos, sin horizonte alguno en su vida(?).Nuestros padres, y tal vez algunos de nosotros, trabajaron muy duro, pero fue una anécdota, lo de los niños del tercer mundo es categoría.Y lo de los niños actores, Miquel, depende de quién, cómo y por qué, se beneficie del dinero que ganan.A mi modesto entender es más perjudicial el mundo del motor, con sus jóvenes promesas y sus niños-centauros.Pero como dice un amigo común, es sólo una opinión

  3. perico consorte
    2 diciembre 2008 en 10:56

    Abundando sobre el tema.Veo más perjuicio para los niños que ven los anuncio. Eso sí que puede hacer mucho más daño, puede producir más traumas, infantiles y familiares

  4. Miquel
    2 diciembre 2008 en 11:15

    A ver …a ver…Ahora la cosa va mas allá… se pone interesante, pues hay puntos de vista que no he visto…pero, observo que, es mas complejo de lo que solo intuyo…No se me paren…hablen…¡

  5. perico consorte
    2 diciembre 2008 en 11:33

    Miquel, no pinche, porfa.Es su blog y sus pensamientos y sus sentimientos (gracias por compartirlos) y no debo robarle protagonismo.Yo sólo puedo irrogarme el derecho, que Vd. me otorga, a hacer un par de comentarios y mostrar facetas de su post que me han llamado la atención.

  6. Miquel
    2 diciembre 2008 en 13:32

    Caramba…¡¡, la cosa iba por ahí. No pincho, pero en opiniones diversas, corto poco. Son tan interesantes para mi y, me dan tantas rutas para releer…Bueno se les deja….ufff que genio gastan algunos….¡¡¡¡

  7. C.E.T.I.N.A.
    3 diciembre 2008 en 13:34

    ¡Hombre Perico consorte, le puedo asegurar que mis padres trabajaron en peores condiciones de las que cosen esos “pobrecitos niños del Tercer Mundo”!1940. Mi madre con cuatro años se levantava a las cuatro de la mañana, caminaba más de 10km hasta la finca donde trabajaba de sol a sol y se volvía caminando otros 10km. Y normalmente el dueño les pagaba menos jornales de los trabajados y ni siquiera les daba de comer.Y te puedo asegurar que no era una anécdota. En esa época era categoría. Categoría de “pobres de solemnidad”.

  8. perico consorte
    3 diciembre 2008 en 23:36

    C.E.T.I.N.A no quise ofenderle, y si involuntariamente lo hice, le ruego acepte mis disculpas.Tampoco quise decir que sus padres no trabajaran en régimen de semi esclavitud, o de esclavitud, ni que tales trabajos y situación no tuvieran para quienes los padecían la consideración de categoría.A lo que me refería es que los niños del tercer mundo cosedores de balones de fútbol, tejedores de alfombras, fabricantes de adobes, objetos sexuales, son verdaderos esclavos, en el sentido más literal y ultrajante de la palabra, y objeto de transacciones mercantiles, a precio vil, incluso por sus propios padres.Y que carecen de futuro, así sin adjetivos ni paliativos, ellos y sus hijos y los hijos de sus hijos, si tal vez llegaren algún día a tenerlos.Y que, a mi entender, no hay punto de comparación entre ellos y nuestros niños actores, cantantes, deportistas o pilotos, por muy esclavos que estos lleguen a sentirse o a ser vistos como tales, o incluso a serlo.Y es sólo una opinión muy subjetiva.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: