Inicio > Crítica > Cuando nos falla el amor propio

Cuando nos falla el amor propio


Parodiando a Gregorio Morán, empiezo a creer que somos inmunes a la indignación.
Cuando Ignatius nos decía en La Conjura de los Necios que el sistema nos había ganado la partida, estaba en lo cierto.
Esta colla de amorales llamados diseñadores de palabras, nos inyectan con un “Más OUTLET SHOPPING” (que no pienso traducir, pues para el menester diríganse a la columna mefistofélica de la derecha) , como si de bajar a comprar el diario se tratase. Deberían pasar ántes por el tamíz del sentido común, que visto lo leído, aquí es el menos común de los sentidos.
Y ahora viene aquello de que somos inmunes a la indignación. Aparte de la idiotez a la incitación constante al ir de compras, es la forma en que lo hacen. Abierto los domingos tal y cual. Como si los domingos fueran un día diferente para el que está detrás del mostrador; como si el que está detrás del mostrador no tuviera familia, ni mujer, ni marido, ni hijos y por supuesto, ni padres. Como si esos obreros no existieran como tal (que me perdone el Cándido, él presume de llamarles compañeros, pero eso es normal, jamás ha fichado en reloj alguno).
Algún día este Gobierno se dará cuenta que se gana más concienciando a la masa que no incitándolas. Enseñar quiere decir hacer pedagogía, todo lo contrario al anuncio en cuestión. Cien años de lucha borrados de un plumazo.
No, no es culpable el Gobierno de dicho anuncio, eso es cierto, los culpables somos nosotros al traspasar el umbral del establecimiento y dirigirnos el 3 y el 10 al mostrador. No es la primera vez que veo salir personal un domingo de los cortes ingleses con triangulos verdes bajo el brazo.
Mientras, entre shoppines y shoppines, les propongo nos vayamos haciendo a la idea de que el billete de Rodalies nos ha subido un 6% (no se dejen engañar, que hay que aplicarle el iva que también ha subido), porque eso si, las vías, las máquinas, los vagones, las estaciones y las catenarias son del Estado, pero las taquillas no, de las taquillas nos hemos hecho el amo.

Categorías:Crítica
  1. C.E.T.I.N.A.
    3 enero 2010 a las 15:06

    A ver cuando te enteras: "No eres un ciudadano, eres un consumidor". Así que consume y calla.😉

  2. Miquel
    3 enero 2010 a las 18:15

    Es el sino de los tiempos…

  3. mamarracho
    4 febrero 2010 a las 17:35

    Solo he ido 1 vez a la Roca del Vallès y son marcas tan caras que aun rebajadas ni merecen la pena.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: