Inicio > Crítica > Al final, cazaron la mariposa.

Al final, cazaron la mariposa.






Poco pensó, allá por el 1912 el gran Josep Graner que su mariposa sería a la larga cazada. Cuando Graner la estructuró, tuvo en cuenta la reflexión del sol y los colores de la cerámica para que su colorido resaltara. Se podía ver desde cualquier punto de la Plaza España. Fotos hay que lo atestiguan. Antes, se hacían las cosas para uso y disfrute de si mismo y de los demás y a nadie se le hubiera ocurrido ocultar una obra obra de arte entre prefabricados de vidrios y aluminios, eso que los muy de ahora llaman diseño, cuando el secreto no es otro que abaratar costes.
Al menos, la plaza de toros la protegía de los especuladores.
De estas, no se quien ha dado el permiso para construir tamaña porquería delante del “trencadis” de la “casa Fajol”. Se me ocurre que para dar permiso a una obra de esta envergadura, antes tiene que ir a parar a manos del ay.untamiento, y desde allí obtener el visto bueno canalizado por el Colegio de Arquitectos. No llego a más.
Trencadis mariposa. Casa Fajol. Llança 20. Desen prisa, a este paso y con estos fenómenos gobernando (y los otros hibernando), ni el polen…
Les dejo unas fotos de esta semana pasada y, una muy interesante de 1920, en donde se puede observar la casa en el márgen inferior izquierdo, justo encima de la plaza de toros…

Poc va pensar, allà pel 1912 el gran Josep Graner que la seva papallona seria a la llarga caçada. Quan Graner la va estructurar, va tenir en compte la reflexió del sol i els colors de la ceràmica perquè el seu colorit ressaltés. Es podia veure des de qualsevol punt de la Plaça Espanya. Les fots ho testifiquen. Abans, es feien les coses per a ús i el gaudi de si mateix i dels altres i a ningú se li hagués ocorregut ocultar una obra obra d’art entre prefabricats de vidres i aluminis, això que els molt d’ara criden disseny, quan el secret no és altre que abaratir costos. Almenys, la plaça de toros la protegia dels especuladors. D’aquestes, no es qui ha donat el permís per a construir tamaña porqueria davant del “trencadis” de la “casa Fajol”. Se m’ocorre que per a donar permís a una obra d’aquesta envergadura, abans ha d’anar a parar a les mans de l’ai.untament, i des d’allí obtenir el vistiplau canalitzat pel Col·legi d’Arquitectes. No arribo a més. Trencadis papallona. Casa Fajol. Llança 20. Desen pressa, a aquest pas i amb aquests fenòmens governant (i els altres hibernant), ni el pol·len… Els deixo unes fotos d’aquesta setmana passada i, una molt interessant de 1920, on es pot observar la casa en el márgen inferior esquerre, just damunt de la plaça de toros…

Anuncios
Categorías:Crítica
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: