Inicio > Crítica > Cuando el gato se esconde detrás del árbol

Cuando el gato se esconde detrás del árbol


Este es un gato muy andarín. Primero se situó en Montjuic, allí estuvo un tiempo largo, cerca del estadio Olímpico, pero por lo que parece, no era de su agrado. Más tarde se trasladó hasta la parte de atrás de Atarazanas. Tampoco a gusto del minino. Desde hace tiempo, se ve que el felino de marras, juega al escondite, y esta vez se ha colocado en la Rambla del Raval.
Conserva bien su figura y al menos aqui , y hasta ahora, los pelos del bigote los luce con propiedad. Esperemos que los siga conservando durante toda su estada y que los perros del barrio, y los dueños de estos, respeten la oronda figura creada por Botero…

Aquest és un gat molt caminador. Primer es va situar a Montjuïc, allà va estar un temps llarg, prop de l’estadi Olímpic, però pel que sembla, no era del seu gust. Més tard es va traslladar fins a la part de darrere de les Drassanes. Tampoc a gust del gat. Des de fa temps, es veu que el felí en qüestió, juga a fet i amagar, i aquesta vegada s’ha col locat a la Rambla del Raval. Conserva bé la seva figura i almenys aquí, i fins ara, els pèls del bigoti els llueix amb propietat. Esperem que els segueixi conservant durant tota la seva estada i que els gossos del barri, i els propietaris d’aquests, respectin la rodona figura creada per Botero …

Anuncios
Categorías:Crítica
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: