Inicio > Crítica > Cuando se pierde el sentido común…

Cuando se pierde el sentido común…


Acabo de leer que nuestros queridos jugadores quieren embolsarse por enfundar la camiseta de la selección y traer el trofeo a este país la bonita suma de 550.000 dineuros por cabeza. Acabo de leer que en un principio pedían 600.000 pero les pareció excesivo (son unos sentimentales). Acabo de leer que cuando la prensa ha divulgado lo que quieren percibir han contado que parte de lo ganado se destinará a no se que (bondadosos que son ellos). Y acabo de saber que solo van 24. Más el entrenador. Más los de la Fifa en España. Más los masajistas. Más los médicos. Más los cocineros. Más la delegación de deporte. Más la representación del Ministerio. En total, un Airbús 320 lleno. Solo para pagarles la minuta a los 24 chiquillos nos saldría la friolera de 13.200.000 €. A lo que sumado los emolumentos del resto del equipo y, añadiéndole la estancia y los viajes interiores (que también se pagan), no bajamos de 16.000.000 (y se que me quedo corto). Pués por mí va ser que no. No quiero que ganen y se los explico. Una cosa es que un club, cualquier club, se ponga hasta las narices en una deuda particular con un banco particular (ya se lo harán para amortizarla), pero otra es que el dinero que se les pague a esta gente salga de la caja común del resto de los mortales. Porque este dinero sale de la Federación del señor Villar y a esta le paga el Ministerio de Deportes, y este depende de las partidas presupuestarias del cajón de Hacienda que es, al fin y al cabo, nuestro dinero.
Lo dicho. Que empiecen a dividir los 16 millones (que iluso que soy, seguro que me quedo cortísimo), por las 17 Comunidades y al igual nos sale a millón por comunidad.
Posiblemente sería el mejor comienzo para paliar las muchísimas carencias en Educación Física que arrastramos en este país. Todo lo demás me parece un insulto y un menosprecio a las carencias que desde ya empezaremos a arrastrar, empezando por la rebaja a las pensiones.
PD : Otra cosa que me parece curiosa, por no decir repelente, es que cuando se habla de dinero, se nos pierde aquel concepto reminiscente del color de la camiseta a llevar. Con billetes frescos ya no hacemos declaraciones de nuestra diferencia en ADNs, ni simplificamos que “mai de la vida” me pondré otra cosa que no sea “la meva”. Está demostrado que los Euros son la Bandera Universal, la Santa Palabra y el Cáliz de la Unidad. En general, somos un pueblo cainita.
Espero por nuestro bien, que en octavos estén entrenando en casa.

Anuncios
Categorías:Crítica
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: