Inicio > Crítica > El hotel Metropólitan

El hotel Metropólitan






En la avenida del Tibidabo número 2, nos tropezaremos con un interesante edificio construido por Adolf Ruiz i Casamitjana en 1906 para albergar el hotel Metropolitan, más popularmente conocido como La Rotonda, por ser esta la parte del edificio el que daba prominencia a su estructura.
Solo quiero ponerles un ántes y un después, hacer una comparativa del paso del tiempo y, decirles que el edificio está paralizado y en manos de un famoso constructor barcelonés que jamás ha sido amable con la arquitectura modernista de Barcelona. Los de la AAVV de Sant Antoni aún nos acordamos de como este señor (quede en acta como un eufemismo), nos quiso derribar el chalet modernista de la Gran Via, La Casa Golferichs de Joan Rubió Bellver) y que costó más de 16 años de procesos para impedirlo-, me refiero a la constructora Nuñez y Navarro.
Las fotos en blanco y negro son de 1905 y 1906, cuando empezaba a ser conocido como uno de los hoteles más bellos de Barcelona. Las fotos de color solo denotan el estado de dejadez y abandono en que se encuentra en la actualidad. Otra pena de nuestra Barcelona, que teníendolo todo, nos vamos en busca de lo nuevo menospreciando el arte a pie de calle. Diseño creo que le denominan nuestros políticos.

En l’avinguda del Tibidabo número 2, ens ensopegarem amb un interessant edifici construït per Adolf Ruiz i Casamitjana en 1906 per albergar l’hotel Metropolitan, més popularment conegut com La Rotonda, per ser aquesta la part de l’edifici el que donava prominència a la seva estructura.
Solament vull posar-los un ábans i un després, fer una comparativa del pas del temps i, dir-los que l’edifici està paralitzat i en mans d’un famós constructor barceloní que mai ha estat amable amb l’arquitectura modernista de Barcelona. Els de la AAVV de Sant Antoni encara ens acordem de com aquest senyor (quedi en acta com un eufemisme), ens va voler derrocar el xalet modernista de la Gran Via, La Casa Golferichs de Joan Rubió Bellver) i que va costar més de 16 anys de processos per impedir-ho-, em refereixo a la constructora Nuñez i Navarro.
Les fotos en blanc i negre són de 1905 i 1906, quan començava a ser conegut com un dels hotels més bells de Barcelona. Les fotos de color solament denoten l’estat de deixadesa i abandó en què es troba en l’actualitat. Una altra pena de la nostra Barcelona, que tenin lo tot, ens anem a la recerca del nou menyspreant l’art a peu de carrer. Disseny crec que li denominen els nostres polítics.

Anuncios
Categorías:Crítica
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: