Inicio > social > La exclusión social, o los 80 años de diferencia

La exclusión social, o los 80 años de diferencia


Desde que los ingeniosos del diseño incluyeron la palabra “Ejecuciones Singulares” para desterrar esa tan poco gentil de “embargos”, parece como si en nuestra ciudad la cosa se hubiera tranquilizado. Solo en Cataluña se han visto en estos tres últimos años 40.000 familias en la calle. Más del 50% en Barcelona. Y no pasa nada.
Lo bueno, lo pateticamente bueno, es la situación que se da en nuestro país, y por ende, en nuestra ciudad. Resulta que somos la única ciudad de Europa que si por lo que fuere (el fuere generalmente es que ud. se encuentra sin trabajo), no puede pagar la hipoteca de los últimos dos meses, el banco, la banca, la caja o el sistema, tiene todo el derecho a echarlo a la puta calle, con sus hijos, su mujer, su gato y sus enseres incluidos. Pero lo bueno no es eso, que ya es jodido, además de quitarles el piso, se queda con la deuda contraída, que la seguirá debiendo para siempre jamás y para postre, le meten en el RAI, con lo que automaticamente es Ud. un excluido social. Sin piso, sin dinero, con una hipoteca detrás que debe y sin poder acceder a ningún tipo de préstamo.
Y ningún político ha dicho nada ¡¡¡ Normal, no se me vayan a pensar, todos dicen que tienen hipoteca pero todos saben que la podrán pagar (esto de ser político es lo que tiene).
Les dejo a lo único que se pueden acoger al igual que en los años 30 del siglo pasado. ¿ En qué coño hemos cambiado ?. Han pasado 80 años y esto sigue igual…

Des que els enginyosos del disseny van incloure la paraula “Execucions Singulars” per bandejar aquesta tan poc gentil de “embargaments”, sembla com si a la nostra ciutat la cosa s’hagués tranquil·litzat. Solament a Catalunya s’han vist en aquests tres últims anys 40.000 famílies al carrer. Més del 50% a Barcelona. I no passa gens.
El bé, el pateticament bé, és la situació que es dóna al nostre país, i per tant, a la nostra ciutat. Resulta que som l’única ciutat d’Europa que si pel que anàs (el fos generalment és que un. es troba sense treball), no pot pagar la hipoteca dels últims dos mesos, el banc, la banca, la caixa o el sistema, té tot el dret a tirar-ho al puto carrer, amb els seus fills, la seva dona, el seu gat i els seus estris inclosos. Però el bé no és això, que ja és fotut, a més de llevar-los el pis, es queda amb el deute contret, que la seguirà havent de per sempre i per a postres, li fiquen en el RAI, amb el que automaticament és un un exclòs social. Sense pis, sense diners, amb una hipoteca darrere que ha d’i sense poder accedir a cap tipus de préstec.
I cap polític ha dit res Normal, no se’m vagin a pensar, tots diuen que tenen hipoteca però tots saben que la podran pagar (això de ser polític és el que té).
Els deixo a l’única cosa que es poden acollir igual que en els anys 30 del segle passat. En quin cony hem canviat ?. Han passat 80 anys i això segueix igual…

Anuncios
Categorías:social
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: