Inicio > Montbau > La ermita de Sant Cebriá

La ermita de Sant Cebriá




No hará cosa de quince días, Adolfo me hizo una recomendación : “Pásate por allí, te gustará “, fue lo único que me quedó en claro.
Yo, que me jacto de conocer casi todos los rincones de Barcelona, me llevé un chasco. A menos de un cuarto de hora del final del autobús 10, que acaba en en barrio de Montbau y, siguiendo una pista forestal que no tiene pérdida, me situo en en pleno bosque de Collcerola; a no más de un cuarto de hora la ermita de Sant Cebriá se aparece como por arte de magia. Mínima espadaña con campanar, techo a dos aguas y trenzada en el bosque. Una belleza sin par. Un rincón sin parangón. Fácil para ir una mañana de paseo con uno mismo, con ese uno al que a veces esquivamos. No se me lleve ningún libro, solo el espíritu abierto y las ganas de respirar. Gracias Adolfo.

No farà cosa de quinze dies, Adolf em va fer una recomanació : “Passa’t per allí, t’agradarà “, va ser l’única cosa que em va quedar en clar.
Jo, que em vano de conèixer gairebé tots els racons de Barcelona, em vaig portar un desencís. A menys d’una cambra d’hora del final de l’autobús 10, que acaba en en barri de Montbau i, seguint una pista forestal que no té pèrdua, em situo en en ple bosc de Collcerola; a no més d’una cambra d’hora l’ermita de Sant Cebriá s’apareix com per art de màgia. Mínima espadaña amb campanar, sostre a dues aigües i trenada en el bosc. Una bellesa sense igual. Un racó sense parangó. Fàcil per anar un matí de passeig amb un mateix, amb aquest u al que de vegades esquivem. No se’m porti cap llibre, solament l’esperit obert i les ganes de respirar. Gràcies Adolf.

Anuncios
Categorías:Montbau
  1. jordi nosas
    16 enero 2011 en 16:22

    me llamo jordi pase mi niñez en el bosque cerca de la emita sant cebria,es un lugar maravilloso apenas la visito porque me trae grandes recuerdos,y despues añoro muchisimo,eugenio es el rey de la montaña el vive ahi aun…creobuen amigo

  2. Manuebcn
    17 abril 2011 en 19:09

    Hoy bajando de Collserola en una de mis escapadas senderistas, nos animamos a coger por donde indicaba un cartel que se bajaba a Montbau, a la fuente de no se qué y a una ermita. Una bajada de ‘cabras’ como yo digo, muy pedregosa, pero el rincón de la ermita con su ermitaño y tan rural todo, tan ancladas en el tiempo las construcciones, las mesas, tan bucólico todo…me encantó. Parecía que estabas en una ermita costera de una isla griega o de Sicilia…no parecía Barcelona ni que la tuviéramos a 5 minutos cuesta abajo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: